La figura es un récord histórico para Vitória, una ciudad del sudeste del país, cercana a Río de Janeiro. El paro comenzó el viernes, pero los militares recién llegaron el lunes.  
Clarin.com – Mundo