Pequeños cambios que favorecen el retorno venoso y evitan la aparición de várices y arañitas. Para poner en práctica.
Clarin.com – Entremujeres