La capturas, confirmadas por Scotland Yard, fueron realizadas en seis domicilios diferentes en la capital inglesa, la ciudad de Birmingham y otros lugares no especificados. Además, redujeron a tres el número de víctimas mortales.
Clarin.com – Mundo