Lo sancionó el magistrado federal Derrick Watson, quien consideró que el veto contradice una cláusula de la Constitución estadounidense que protege la libertad religiosa.
Clarin.com – Mundo