Volvió el mejor Caetano, el de la sensibilidad popular, la sequedad y  la contundencia en un thriller hecho y derecho.
Clarin.com – Cine