El Tribunal Supremo, controlado por el oficialismo, asumió las funciones del Congreso. Llamó a las Fuerzas Armadas a pronunciarse.
Clarin.com – Mundo