Belén Sisa tiene 23 años, y está protegida por el programa DACA. Afirmó que quiso „educar a la gente” con su gesto, pero logró lo contrario, y hubo hasta amenazas de denunciarla a la justicia federal. 
Clarin.com – Mundo