El ataque fue liderado por el guardián del templo sufí, quien presentaba síntomas psicóticos y paranoicos. También detuvieron a otros tres sospechosos. 
Clarin.com – Mundo