Son las personas que dejaron las bombas en un vagón y en una estación del Metro. 
Clarin.com – Mundo