La capital del país recuperó el ritmo de vida habitual aunque se espera más movimiento callejero. La Iglesia criticó duramente al Tribunal Superior de Justicia, que es controlado por el chavismo.
Clarin.com – Mundo