Ambos prometían renovar la política tradicional y clientelista. 
Clarin.com – Mundo