Busca y busca hasta que encuentra un poema que pueda convertir en canción. Así, ha difundido a Gelman, a González Tuñón, a Homero Manzi. Acá cuenta cómo y por qué. 
Clarin.com – Revista Ñ