Tenía 65 años y falleció en su residencia de Nueva York mientras dormía. En 1978, a pedido, diseñó para el desfile del orgullo gay de San Francisco el que se transformaría en el mayor emblema de la diversidad.
Clarin.com – Mundo